8 herramientas de gestión para el control de calidad

Compartir en las redes sociales

Control de calidad es un proceso importante en un sistema de producción que tiene como objetivo asegurarse de que los productos entregados cumplen con los estándares de calidad y rendimiento especificados por el cliente. Entre otros, los indicadores de control de calidad pueden clasificarse en:

1) Indicadores de proceso (plazo de entrega, productividad de los empleados, etc.) y
2) Indicadores de producto o servicio (se han cumplido los requisitos del proceso).

El control de calidad busca minimizar cualquier variabilidad en estos indicadores, ya sea dentro de un proceso o entre procesos cuando participan muchos equipos que abarcan varios proyectos. Esto se hace principalmente a través de un enfoque en cuatro elementos clave: la comunicación, la formación, la mejora continua y la resolución de problemas.

Las 8 herramientas de gestión para el control de calidad

1. Diagrama de flujo: Los diagramas de flujo son una representación estática de un proceso. Aunque los diagramas de flujo son útiles para documentar el proceso, no proporcionan una visión detallada de la eficiencia (o ineficiencia) del proceso.
Ejemplo de caso de uso: documentar la calidad en la fase de producto

2. Diagrama de Pareto: una representación gráfica de los datos que puede utilizarse para identificar el 80% (o más) de las áreas problemáticas de un proceso. El diagrama de Pareto pone de manifiesto los numerosos criterios que intervienen en la determinación de las áreas de mejora del proceso.
Ejemplo de caso de uso: documentar la calidad en la fase de proceso

3. Diagrama de Gantt: soporte visual para la programación de actividades en un plazo determinado, en el que las tareas se codifican por colores en un único gráfico según su progreso y se ejecutan de arriba a abajo o de izquierda a derecha en gráficos individuales.

Ejemplo de caso de uso: documentar la calidad en una etapa del proceso

4. Gráfico de control: una gran herramienta para controlar y gestionar los cambios en los procesos a lo largo del tiempo. Este método permite ver si el proceso mejora con el tiempo o no. Los gráficos de control pueden utilizarse para garantizar la estabilidad del proceso, lo que puede conducir a una mejora de la calidad.
Ejemplo de caso de uso: documentar la calidad en una etapa individual del proyecto

5. Histograma: una representación gráfica de los datos que puede utilizarse para identificar patrones en los datos.
Ejemplo de caso de uso: mejora de la calidad en la fase de proceso

6. Diagrama de dispersión: una representación gráfica de los datos que puede utilizarse para identificar correlaciones en los datos.
Ejemplo de caso de uso: mejora de la calidad en la fase de proceso

7. Gráfico de Pert: Una herramienta para comprender la relación entre eventos, actividades o decisiones relacionadas. El gráfico PERT es más eficaz cuando existen conexiones claras y concisas entre las actividades relacionadas y se utiliza mejor cuando existe incertidumbre sobre las estimaciones de tiempo.
Ejemplo de caso de uso: mejorar la calidad en la fase de proyecto

8. Método Kano: este método de mejora de procesos combina y colabora con todas las técnicas mencionadas anteriormente en una sola tarea, a la vez que determina dónde se necesitan realmente las mejoras.
Ejemplo de caso de uso: mejora de la calidad en la fase de proyecto
A la hora de determinar dónde hay que introducir mejoras en un proceso, es importante entender qué áreas «no deben cambiar».

Las herramientas de control de calidad más importantes son las que interactúan con el cliente y se utilizan para mejorar los procesos.
Por ejemplo, un cliente puede quejarse de que ciertos componentes no se han entregado a tiempo y que no deberían haberse enviado con tanto retraso. El productor puede recopilar información (por ejemplo, entrevistando o visitando al cliente) sobre esta queja para determinar la causa del problema y cómo puede evitarse en el futuro.

Conclusión: Aunque la idea del control de calidad existe desde hace mucho tiempo, el enfoque moderno se ha vuelto más complejo con la llegada de muchas herramientas diferentes que ayudan a los gestores no sólo a hacer un seguimiento del rendimiento de sus proyectos, sino también a identificar áreas de mejora. La plena comprensión y el uso de estas herramientas para el control de calidad son esenciales para el éxito continuado en el mundo actual.

Haznos saber si te ha gustado el post. Sólo así podremos mejorar.


Compartir en las redes sociales