10 sencillos pasos para la certificación ISO 9001

Compartir en las redes sociales

 

La búsqueda de una certificación ISO 9001 puede ser abrumadora debido a sus procesos. Sin embargo, no tiene por qué ser tan complicado si su organización conoce bien la norma ISO 9001. Lo siguiente es seguir unos sencillos pasos para la ISO 9001

Las normas de gestión ISO están diseñadas para ser genérico y relevante a sectores de todos los tamaños. Independientemente de los productos y servicios de su organización, las normas proporcionan una estructura para una buena formación en gestión. Recuerde que la norma ISO 9001 se centra en la eficacia de los procesos y la prestación de servicios de una organización.

Paso 1: Identificar los factores clave.

Es aconsejable que la alta dirección revise formalmente la de su organización para aplicar un sistema de gestión de la calidad. Estos factores deben incorporar distintos requisitos de los clientes, mayor concienciación del rendimiento de sus procesos clave y de la necesidad de mejorarlos continuamente.

Determine si las razones para la implementación están alineadas con el plan de negocios y las estrategias de su organización. El SGC sirve de marco sucinto para especificar los resultados que su organización desea alcanzar. Este método práctico y basado en procesos es una buena oportunidad para mejorar.

Paso 2: Adquirir la norma.

Su organización debe comprar una copia de la norma. Dedique tiempo a la investigación para adquirir conocimientos sobre la norma ISO 9001 relacionados con su industria en particular. Hay varias fuentes disponibles, incluidos los manuales de la Organización Internacional de Normalización y los artículos de Internet.

Asegúrese de que su organización puede diferenciar los hechos de los mitos. Por ejemplo, IS0 9001 es la norma mundial para los sistemas de gestión de la calidad en todos los sectores, no solo en el de la fabricación. Mientras tanto, la ISO 9001:2015 es la última versión de la norma.

Paso 3: Diseñe su estrategia.

Los objetivos y las acciones conforman una estrategia, que el alta dirección debe ser comprometido a utilizar para que la organización pueda aplicar con éxito un Sistema de Gestión de la Calidad. La documentación formal de la política y los objetivos de calidad basados en los requisitos de la norma ISO 9001 es un paso esencial.

La estrategia plan debe considerar cómo opera y asegura su organización política de calidad requisitos. También debe ser accesible para manifestar infinitas mejoras. La estrategia debe comunicarse eficazmente a todos los empleados para que realicen un esfuerzo colectivo en la gestión, el logro y el mantenimiento de la calidad.

Paso 4: Asignar recursos para el desarrollo del sistema de gestión de la calidad.

Un interno gestor de calidad no tiene que llevar a cabo todas las responsabilidades. La organización debe asegurarse de que todas las responsabilidades y tareas se compartan dentro de todos los niveles. La organización debe proporcionar recursos como presupuesto e imponer plazos realistas. Una formalidad plan de proyecto es una forma sensata de identificar las necesidades y avanzar en la ejecución, pero no es un requisito real de ISO 9001.

Además, contratar a un consultor es una forma rentable de ayudar al desarrollo del sistema. Los consultores contratados de forma independiente pueden asesorar, por lo que deben tener un conocimiento y una comprensión totales de su organización.

Paso 5: Comprender sus procesos.

IS0 9001 obliga a una organización a describir la interacción entre los procesos dentro del sistema de gestión. Una simple mapa de procesos especificado para su organización puede ayudarle a obtenerlo. Debe indicar los recursos, los procesos clave, los controles, los registros y la documentación esenciales para cumplir los requisitos de los clientes.

El mapa de procesos debe ser validado en toda la organización para garantizar que no se han dejado de lado interacciones o áreas. Debe utilizarse y revisarse a medida que se desarrolla el sistema. De este modo, el mapa de procesos podría actualizarse hasta su consiguiente inclusión en el Manual de Calidad.

Paso 6: Invertir en un programa de formación conciso.

La norma ISO 9001 exige la correcta identificación de requisitos de competencia para el personal que entra en el ámbito del SGC. Los empleados, los jefes de equipo y los auditores internos tendrán que someterse a una serie de seminarios, talleres y cursos de actualización para cumplir los requisitos de competencia.

Esto podría incluir a veces la formación externa, que puede proporcionar garantías y auténticas habilidades para ayudar al proceso de ejecución. Una organización también debe definir cómo demostrar la eficacia de la formación.

Paso 7: Desarrollar una amplia documentación del sistema de gestión.

Su organización no tiene que exagerar preparando toneladas de archivos y montones de documentos innecesarios.

La documentación controlada de los procedimientos, los registros, las políticas, las instrucciones de trabajo y el manual de la empresa es otro requisito de ISO 9001. El objetivo de la documentación es ofrecer un marco claro de las operaciones de la organización y la coherencia de los procesos.

Su documentación del SGC debe centrarse en documentos que muestren la eficiencia y creen procesos aplicables a su organización. Esto proporciona una mejor evidencia para alcanzar los objetivos y las metas.

Paso 8: Ejecutar su sistema de gestión de la calidad.

Auditorías internas deben medir y registrar periódicamente la correcta aplicación de los requisitos del Sistema de Gestión de la Calidad. Es recomendable realizar una revisión por parte de la dirección para garantizar la eficacia, la idoneidad continua y la adecuación del sistema.

La revisión por la dirección es un aspecto clave para demostrar la aplicación efectiva del sistema de gestión ISO. Las evaluaciones basadas en la empresa también son útiles durante la fase de aplicación de la norma ISO 9001.

La organización debe suministrar listas de control detalladas e instrucciones de trabajo específicas para cada puesto. Asimismo, las listas de control preventivas y acciones correctivas deben determinarse, mejorarse y registrarse.

Informe a sus empleados de por qué la organización tiene como objetivo certificación, incluyendo los procedimientos, el calendario y los beneficios. Una explicación adecuada permitirá alcanzar el objetivo de toda la empresa y garantizar un esfuerzo constante. La comunicación y la aceptación son vitales para el éxito de la implantación.

Paso 9: Realizar una auditoría previa a la evaluación y un análisis de las deficiencias.

Consideremos un auditoría de preevaluación en cualquier fase. Además, un organismo de certificación informe de análisis de deficiencias identificará los requisitos de la norma ISO 9001 que su organización ya cumple. Cualquier brecha que exista entre los procesos actuales de su organización y los requisitos de la norma puede ayudar a la creación de un plan de proyecto.

Además, las auditorías deben controlar si se están aplicando los seminarios o la formación. Esto le permitirá estimar los plazos y fijar una fecha para la certificación real.

Paso 10: Obtenga la certificación.

Es importante que las organizaciones elijan un organismo de certificación acreditado a nivel nacional para auditar el sistema de gestión. El organismo de certificación decidirá si su sistema de gestión cumple los requisitos de la ISO.

La certificación inicial es una proceso en dos etapas. La primera etapa consiste en una revisión de los procesos activos en la sede de una organización. Su objetivo es comprobar si los procesos cumplen los requisitos de los sistemas de gestión ISO.

Tras la finalización satisfactoria de la segunda fase de la auditoría, su organización recibirá un certificado acreditado. El sitio web auditoría in situ debe comprobar que su organización sigue sus propios procesos.

Por lo tanto, es crucial mantener un diálogo temprano y una planificación previa con el organismo de certificación elegido por su organización, ya que puede añadir valor a su organización. También ayudará a mejorar continuamente los procesos de su organización.

Recordatorio final

El sistema de gestión de la calidad ISO 9001 tiene como objetivo maximizar el rendimiento de su organización y garantizar el desarrollo continuo.

Parece un proceso complicado, pero su organización puede hacerlo más sencillo preparando a los empleados y los procesos en la implementación de un SGC ISO 9001. Una vez que su organización obtiene la certificación ISO 9001, debe seguir aplicando el SGC en las operaciones diarias para mantener la certificación y mejorar el SGC si es necesario.

Háganos saber si le ha gustado el post. Sólo así podremos mejorar.

 


Compartir en las redes sociales